herramienta xo en la visita al puente negro 10 abril 2010

herramienta xo en la visita al puente negro 10 abril 2010

VIVIMOS UN TIEMPO DE SUSTITUCIÓN DEL HUMANO POR EL ROBOT?

PARA VER NUESTROS CORTOS EN INTERNET

Loading...

lunes, 13 de octubre de 2014

Textos de Filosofía


LA PREGUNTA POR EL SENTIDO
DE LA VIDA




por Víctor Frankl



Lo que de verdad necesitamos es un cambio
radical en nuestra actitud hacia la vida. Tenemos que aprender por nosotros
mismos, y después, enseñar a los desesperados que en realidad no importa
que no esperemos algo de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros
.
Tenemos que dejarnos de hacernos preguntas sobre el significado de la vida
y, en vez de ello, pensar en nosotros como en seres a quienes la vida les
inquiriera continua e incesantemente. Nuestra contestación tiene que estar
hecha no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y una
actuación rectas. En última instancia, vivir significa asumir la
responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello
plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada
individuo.



     Dichas tareas y, consecuentemente, el
significado de la vida, difieren de un hombre a otro, de un momento a otro,
de modo que resulta completamente imposible definir el significado de la
vida en términos generales. Nunca se podrá dar respuesta a las preguntas
relativas al sentido con argumentos especiosos. “Vida” no significa algo
vago sino algo muy real y concreto que configura el destino de cada hombre,
distinto y único en cada caso. Ningún hombre y ningún destino puede
compararse a otro hombre u otro destino. Ninguna situación se repite y cada
una exige una respuesta distinta; unas veces la situación en que un hombre
se encuentra puede exigirle que emprenda algún tipo de acción; y otras, puede
resultar más ventajoso aprovecharla para meditar y sacar las consecuencias
pertinentes. Y, a veces, lo que se exige al hombre puede ser simplemente
aceptar su destino y cargar con su cruz. Cada situación se diferencia por su
unicidad y en todo momento no hay más que una única respuesta correcta al
problema que la situación plantea.



     Cuando un hombre descubre que su destino es
sufrir ha de aceptar dicho sufrimiento, pues esa es su sola y única tarea.
Ha de reconocer el hecho de que, incluso sufriendo, él es único y está solo
en el universo. Nadie puede redimirle de su sufrimiento ni sufrir en su
lugar. Su única oportunidad reside en la actitud que adopte al soportar su
carga.



EL SENTIDO DE LA VIDA




     Dudo que haya ningún
médico que pueda contestar ésta pregunta en términos generales, ya que el
sentido de la vida difiere de un hombre a otro, de un día para otro, de una
hora a otra hora. Así pues, lo que importa no es el sentido de la vida en
términos generales, si no el significado concreto de la vida de cada
individuo en un momento dado. Plantear la cuestión en términos generales
puede equipararse a la pregunta que se le hizo a un campeón de ajedrez:
“Dígame, maestro, ¿cuál es la mejor jugada que puede hacerse?”. Lo que
ocurre es, sencillamente, que no hay nada que sea la mejor jugada o una
buena jugada, si se la considera fuera de la situación especial del juego y
de la peculiar personalidad del oponente. No deberíamos buscar un sentido
abstracto a la vida, pues cada uno tiene en ella su propia misión que
cumplir; cada uno debe llevar a cabo un cometido concreto. Por tanto, ni
puede ser reemplazado en la función, ni su vida puede repetirse; su tarea es
única, como única es su oportunidad para instrumentarla.



     Como quiera que toda situación vital
representa un reto para el hombre y le plantea un problema que sólo él debe
resolver, la cuestión del significado de la vida puede en realidad
invertirse. En última instancia, el hombre no debería inquirir cuál es el
sentido de la vida, sino comprender que es a él a quien se inquiere. En una
palabra, a cada hombre se le pregunta por la vida y únicamente puede
responder a la vida respondiendo por su propia vida; sólo siendo responsable
puede contestar a la vida. Por eso, la Logoterapia considera que la
esencia íntima de la existencia humana está en su capacidad de ser
responsable.



Frankl, Víctor E.,  EL HOMBRE EN
BUSCA DE SENTIDO
.



Herder, Barcelona, 1995.
Texto I: Págs. 78-79; Texto II: Págs. 107-108.

martes, 16 de marzo de 2010

PROYECTOS
ERMA LICEAL 2010

Datos personales

Mi foto
1º liceo del medio del campo en el país. Surge en 1888 a iniciativa de la comunidad Valdense liderados en este sentido por Tomas Wood y Daniel Armand Ugon, pastores de las iglesias metodistas y valdense, respectivamente.

Seguidores